Tanto ko le pedía a la Virgen para que mi bebé ya salga de mi panza y me quejaba del sueño, y cuando nació, ahí lo que fue todo más difícil.

Por suerte ya me estoy acostumbrando a darle de comer y ya no lloro todo de balde. Mi tití lo que me duele, pero también ya me acostumbré y la bebé es más grande y ya sabe cómo agarrar. Una ningo se acostumbra todo al final, así mismo como decía mi vecina.

Cuando lo que voy a volver a la escuela, a eso lo que no me acostumbro todavía.

Cuando estamos las dos solas en casa con mi bebé y le alzo upa para que no llore pieeenso, y me acuerdo que cuando me iba todavía a la escuela alguuunas veces me hallaba. En la clase le miraba a la profesora y decía en mi cabeza que quería ser como ella porque daba gusto como enseñaba. Osino katu cuando miraba mi libro de salud pensaba ser como las enfermeras para cuidarle a mi abuela, chéntema ajejapova. La otra vez katu le llamé con el celular de mi vecina para preguntarle cuando pa lo que mi papá iba a venir otra vez,  y me dijo que viajó a Argentina y no sabe cuando lo que va a venir. No quería luego hablarme parece, casi me cortó luego por mi cara. Parece que ella también está enojada.

Otros días sique ya no daba gusto irse a la escuela, porque todos ya me hinchaban ‘’nde mba’e kyra’’ especialmente los varones pesados. Se burlaban de mí, nadie sabía kuri que tenía un bebé en mi panza. Chembo hasy cuando me viene en mi cabeza que dejé mi sexto grado, masiado quería terminar mi bachiller para estudiar para ser maestra o enfermera.

Lo que pasa es que ese día luego fundí todo cuando no me sentí bien en la escuela. Me desmayé luego ya, demasiado calor también hacía y cuando no teníamos ventilador me desesperaba, parecía que no podía más respirar, me bajó mi presión he’i y cuando me desperté estaba en la dirección, con la directora, y me soplaba con una carpeta en la cara y me ponía agua en la frente. Ese short debajo de mi uniforme lo que para mi que me hizo mal, demasiado ya me apretaba.

Ahí mismo le llamaron ra’e a mi mamá en su trabajo y no puede ko ella salir a cualquier hora porque su patrona masiado argel es. Para mí que la directora sospechó hina algo, porque me miroooo la barriga y me preguntó muchas cosas, que dónde estaba mi papá, que por qué falto tanto a mi clase de educación física, si estoy piko enferma. Che ko itáisha akikiri, ndiii. Encima que ya no me iba más tanto porque tenía mi control.

Igual nomás cuando llegó mi mamá atropelló todo luego y no quería saber nada, cuando me llevaba estirandome de mi mano, me dijo luego ya que no voy a volver más a la escuela, yo katu demasiado quería decirle para no irme, que estábamos de examen, pero yo ko siempre hago lo que ella me dice, así como cuando estaba mi papá.

Desde esa vez ya no salgo luego, ni a la misa ya no me voy más. No me puedo ir a la canchita, estoy encerrada ité luego en mi casa. Ahora lo único que hago son todas las cosas para mi bebé, lavar su ropa, cambiarle el pañal, darle de comer. Cuando le miro su cara todo roja, su ojito que brilla todo luego, masiado le parece a mi papá. Le extraño katu. Y mamá cuando está por casa, no quiere decirme nada de qué lo que pasó de él, ‘’nambrena’’ me dice.

Una vez katu le pregunté algo que masiado le hizo enojar, tiró luego toda la ropa que había por mi cara y cerró fuerte la puerta y me gritó ‘’eikuaavoingo mba’eichapa ha eñembotavy’’.

E’a. Si ya se todo para qué lo que le voy a preguntar. Yo quería saber nomás como piko lo que mi bebé entró en mi barriga, si no fue pa el cebo’i que le entra a esos mita’ikuera como pique. Como piko la muñeca se metió adentro de mi panza. Ya pensé bien. Voy a preguntarle a mi vecina a ver si ella pa sabe cómo entró mi bebé ahí.

Apillata hina, como sea.